lunes, 30 de marzo de 2015

Un suspiro





Te encuentro y te miro
mi corazón imprudente
me sorprende con un giro
y amordaza mi mente.

Te encuentro y me agito
pues tu cuerpo anhelado
se me imputó delito
por haberlo deseado.

Te encuentro y te pido
claridad entre las dudas,
ante verdades desnudas
estás solo y perdido.

Te encuentro y no hallo
la palabra de aliento
que pueda darte sustento,
lo intento, más fallo.

Te encuentro y te siento
comparto la misma pena
queriendo izar al viento
una pesada cadena.

Te encuentro y te miro
la tristeza es patente,
tras el rumor de la gente
clamorea un suspiro.