sábado, 29 de marzo de 2014

Corred




Rejas que os cernís
unidas a mi corazón
cristales que transparentan
y no dejan pasar amor.

Puertas que os cerráis
sin dar explicación
espíritus que se prestan
cargados de dolor.

Secretos, ¿que aguardáis
siempre mirando el reloj?
Espejos, ¿que miráis
con tanto pudor?

Corred y si lo veis
decidle, 
que soy ilusión de los que esperan
y espera de su calor.