lunes, 18 de mayo de 2015

Si no me besas...







Repentina oscuridad
languideciste mi canto,
despojada de piedad
no te persuadió mi llanto.

Deslumbrante resplandor
que en nuestras antañas noches
de lunas blancas, de amor,
nos miraste sin reproches.

Recuerdos de una verdad
cincelados en mi pecho
surge la necesidad
de dos cuerpos en un lecho.

 Veneno devastador
usurpando mil promesas
y no siento tu calor...
moriré, si no me besas.