martes, 12 de agosto de 2014

Plegaria




Escucha mi voz
que a gritos te llama,
escucha el murmullo
de mis rotas palabras.
¡Escucha por Dios!
o moriré por nada.

Contempla mis ojos
que emanan nostalgia,
escucha el sonido
de mis lasas lágrimas.
¡Escucha por Dios!
o moriré por nada.

Observa mis manos
que tienden la espada,
escucha el clamor
de caricias vetadas.
¡Escucha por Dios!
o moriré por nada.

Observa en mi interior
brotar la plegaria,
escucha mis ruegos
alimentando las ánimas.
¡Escucha por Dios!
o moriré por nada.

Contempla mi cuerpo
retorcerse de rabia,
escucha a mis labios
quemarse sin llamas.
¡Escucha por Dios!
o moriré por nada.

¡Escucha por Dios!
que el corazón me estalla,
escucha a mi amor, 
si de verdad me amas.
¡Escucha por Dios!
o moriré sin nada.