viernes, 28 de febrero de 2014

Te espero





En mis sueños te miro,
desafiante y altivo
te encuentro, adormecida
casi te admiro,
y bajo la luz tenue
de un farol encendido,
te escribo.

En mis manos te veo,
cariñoso y lascivo 
te siento, apasionada
casi no vivo,
y mi fragancia suave
sobre tu cuerpo tendido,
te brindo.

En mis labios te quiero,
amante y amigo
te añoro, apresurada
casi te tengo,
y sobre la arena inerte
del mar de mi cuerpo,
te abrigo.

En mis ojos te sueño,
príncipe y mendigo
te quiero, ilusionada
casi me muero,
y en la espesura ardiente
de mi pobre anhelo,
te espero.